Saltar al contenido
Aprenderonline

Trabajar desde casa: 25 ideas para ganar dinero sin necesidad de salir del hogar

Antes de empezar con nuestra guía, queremos que entiendas que no hay una forma sencilla de ganar dinero desde casa de forma fácil y rápida, no hay un truco mágico que te vaya a hacer rico sin esfuerzo. Sin embargo, si lo que estás buscando es un trabajo remoto o desde casa, o ganar dinero a través de internet, has llegado al lugar correcto. Te traemos la guía más completa de internet para poder trabajar desde casa y poder ser un nómada digital y viajar adonde quieras. Esperamos que te sea muy útil

Cada día es más común entre los jóvenes estudiar una carrera, encontrar un trabajo y pasar los primeros años de trabajo totalmente desilusionados y desmotivados, en un empleo que no les satisface ni personal ni profesionalmente.

También sucede en adultos con una amplia experiencia laboral a sus espaldas. De repente descubren que no quieren pasar toda la vida encerrados en la misma oficina y quieren emprender o empezar un trabajo mucho más innovador y creativo.

Sabemos de primera mano que elegir una carrera o una profesión no es una tarea sencilla. Pero en este artículo te dejamos las ideas más importantes para poder encontrar el trabajo remoto que estás buscando.

Navega por el contenido

¿Trabajar desde casa o emprender un proyecto online?

Este punto es importante porque te va a servir de referencia para poder conocer si lo que buscas es un trabajo remoto o tener tu propio negocio online.

Porque para trabajar desde casa hay dos posibilidades o oportunidades principales: encontrar un trabajo remoto o montar un negocio digital.

Trabajos desde casa remotos

Poder trabajar en remoto tiene la ventaja principal de que no necesitas acudir a una oficina o un lugar de trabajo físico, sino que tu jornada laboral se desarrolla desde tu casa, o desde donde decidas viajar, siempre que en tu destino se disponga de conexión a internet. La ventaja principal de un trabajo remoto frente a uno convencional es la gran libertad que te aporta.

Lo más normal es colaborar con diferentes empresas ocasionalmente, ser freelancer o incluso tener un contrato por tiempo definido.

¿Qué diferencias hay entre ser freelancer, colaborador o contratado de forma remota?

El colaborador trabaja de forma ocasional para la empresa y tiene los mismos derechos que cualquier empleado de la misma

El freelance a diferencia del colaborador, se contrata para resolver o realizar una tarea específica, y generalmente conlleva un plazo de tiempo determinado, aunque en ocasiones también puede establecerse un plazo de tiempo indeterminado

El contratado de forma remota contará con un contrato de trabajo al uso, en el que se especificará en las cláusulas que el trabajo es remoto y no físico. El período de trabajo es igual que el tipo de contratos que se realizan físicamente para el mismo puesto de trabajo (contrato temporal o indefinido, jornada completa o parcial…)

Estas opciones son las más adecuadas si quieres disfrutar de una gran libertad pero no quieres dirigir tu propio negocio. Es decir, si quieres la libertad de un emprendedor y la libertad que puede darte un trabajo al mismo tiempo. Pero esto también tiene sus desventajas, dado que tendrás un tope salarial (muchas veces menor al que te gustaría), puesto que como en cualquier otro tipo de trabajo, es la empresa la que fija los salarios y retribuciones.

Desarrollo de un negocio digital

Es la opción más complicada, ya que si fuese fácil todo el mundo emprendería y ganaría más dinero (y tendría mucha más libertad) que trabajando para otros. No obstante, también es la opción más recomendable si quieres ser tu propio jefe y tener una independencia económica que te permita vivir con holgura y tranquilidad.

Para tener un negocio hay que tener algunas cualidades importantes:

  • Dedicación: La dedicación es muy importante, sobre todo al principio. No se puede montar un negocio rentable si no se le dedica el tiempo y la constancia suficientes.
  • Pasión: La pasión es determinante a la hora de emprender, puesto que vas a pasar muchas horas trabajando y vas a dedicarle mucho tiempo. Qué menos que dedicarle el tiempo a un negocio que te guste.
  • Paciencia: Nadie se hace rico de la noche a la mañana, lo más importante para crear un negocio rentable es dedicar tiempo y ser paciente. Desesperándote no conseguirás nada positivo.
  • Resilencia: La resilencia consiste en la capacidad de las personas de enfrentar los golpes y recuperarse lo más rápidamente posible. Asume que va a ser un camino difícil, no dejes que los obstáculos te desmoralicen.

Emprender no es inventar algo innovador que nunca se haya visto anteriormente, sino más bien reconocer problemas de las personas o de las empresas y plantear una solución eficiente. Por lo tanto, no tienes que emprender pensando en inventar un nuevo smartphone con cualidades que nunca se hayan visto, sino más bien desarrollar soluciones que puedan resolver problemas de la gente.

Más abajo vemos 25 ideas para trabajar sin salir de casa, ya sea de forma remota como montando nuestro propio proyecto digital. No obstante, antes es importante que veamos las principales ventajas y desventajas de un trabajo remoto, para que puedas ver si es lo que mejor se adapta al estilo de vida que estás buscando.

Ventajas y desventajas de trabajar desde casa

A continuación vemos las ventajas y desventajas más importantes de trabajar desde casa:

Ventajas de los trabajos desde casa

1.- Olvídate de los atascos

Si trabajas desde casa puedes ir olvidándote de los odiosos atascos, sobre todo si vives en una ciudad muy grande como Madrid, Barcelona, México o Los Ángeles. Hay mucha gente a la que le gusta conducir y no le importa pasar tiempo en el coche de camino a la oficina, pero si no es tu caso puedes incluir esta idea entre las ventajas del trabajo remoto. No volver a enfrentarse al tráfico es un placer indescriptible. Además ahorrarás mucho dinero en gasolina, lo que siempre viene bien.

2.- Puedes pasar más tiempo con la familia y amigos

Si has formado una familia o te da rabia no poder ir a muchos los planes que hacen tus amigos los fines de semana o en verano, este es uno de los motivos más importantes para trabajar desde casa puesto que será mucho más fácil organizarte.

3.- Libertad

Quizá estamos exagerando un poco, vale. Pero tendrás una mayor flexibilidad para organizarte y poder sacar el trabajo adelante al mismo tiempo que disfrutas de los mejores planes y viajes. Además, tu te conoces mejor que nadie y sabes en que franja horaria tienes mayor productividad. Hay quien es más productivo por la mañana después de un buen café y quien es más productivo por la tarde o, incluso, por la noche.

4.- Capacidad de ahorro

Cuando trabajas desde casa tienes una mayor capacidad de ahorro, dado que no gastas en gasolina o dietas. Este dinero, que en el día a día tampoco parece tanto, acaba siendo un pellizco importante a nuestro salario a final de mes. Trabajando de forma remota puedes ahorrar estos gastos e invertirlos en tu negocio o tener algo más disponible para ahorrar o gastar el fin de semana.

5.- Alimentación más equilibrada

Cuando tienes que ir todos los días de 9:00 a 17:00 acabas comiendo en cualquier bar o restaurante casi todos los días, lo que provoca que no comas de forma equilibrada o saludable. Por este motivo, trabajando de forma remota tienes una mayor posibilidad de controlar qué comes y de invertir así en tu salud.

6.- Una mayor calidad de vida

No sólo tienes un mayor tiempo libre, pues solo descontando el desplazamiento ganarás entre una y dos horas diarias como mínimo. Además, podrás organizar tu horario de forma prácticamente libre y espaciarte los descansos según tus necesidades. Podrás disfrutar de una mayor organización y calidad de vida.

7.- En resumen, libertad y tiempo libre

El resumen de todas las ventajas es que podrás disfrutar de mayor libertad y tiempo libre. Ahorrarás dinero y podrás dedicar el tiempo que te sobre a actividades que realmente te gusten, como hacer actividades deportivas, salir, viajar, leer y disfrutar de tu familia, seres queridos y amigos mucho más. El trabajo remoto no parece una mala idea, ¿verdad? 😛

Desventajas del trabajo remoto

Como todo, el trabajo remoto también tiene una serie de desventajas que no nos podemos olvidar, si te encantan las ventajas y puedes llevar sobradamente bien las desventajas, el trabajo remoto será la opción perfecta para ti. Vamos con ellas:

1.- Mayor pérdida de concentración

En casa el nivel de distracciones es infinitamente mayor que en la oficina. No está tu jefe y dispones, seguramente, de una gran televisión, de conexión a internet, de libros, de películas, de series y de Netflix. Además, puede que suene el teléfono, que abra la puerta de la habitación algún familiar o que toquen al timbre. Lo que queremos decir es que las posibilidades de distracción son mucho mayores y hay que tener todo muy bien organizado para no perder el foco y no dejar tareas a medias.

2.- Trabajo en un ambiente no laboral

Este punto está muy relacionado con el anterior, puesto que en la oficina todo está preparado para que haya una buena productividad y foco sobre el trabajo, mientras que en casa todo está preparado para el relax y el confort. En el caso de que seas el dueño de tu propio negocio debes asegurarte de que todo está totalmente preparado para promover la productividad. Además, eres el total responsable de la administración y gestión del negocio, el nivel de responsabilidad es mucho mayor.

3.- Puede que el nivel de trabajo sea excesivo

Al ser tu propio jefe y tener que destinar un gran esfuerzo en los momentos iniciales de tu trabajo, puede que si no eres una persona preparada para el emprendimiento padezcas estrés y ansiedad por la gran cantidad de trabajo que hay que realizar, generalmente mucho más que en un trabajo al uso. Pero no te desmotives, el esfuerzo acabará mereciendo la pena.

4.- Quizá te aisles socialmente

Si te gusta conocer amigos, charlar, salir de fiesta, beber cerveza y despertarte los domingos con una resaca del 15, probablemente este punto no te va a gustar. Es posible que pases la mayor parte de tu día sin demasiadas posibilidades de relacionarte socialmente. En la oficina tienes compañeros con los que puedes ir hablando de cuando en cuando, pero en un trabajo remoto estás “sólo frente al peligro”. Una de las soluciones a este problema puede ser trabajar de vez en cuando en cafeterías o trabajar en las conocidas oficinas de coworking, que suelen estar presentes en la mayoría de ciudades europeas y americanas. Son una buena solución para poder charlar con otros emprendedores, nómadas digitales o trabajadores remotos.

5.- Al principio puede que pierdas dinero

Montar un negocio se ve, desde fuera, muy bonito, sobre todo en el panorama digital. Como no hay que tener un local propiamente dicho, todo el que no ha emprendido en internet piensa que es realmente sencillo, que basta con montar una página web y las ventas se dispararán solas. Pero nada más lejos de la realidad, para montar un negocio digital se necesita tener algunos conocimientos sobre SEO (posicionamiento en buscadores) para poder conseguir tráfico para que tu negocio despegue. Si tú no tienes nada de conocimiento sobre estos temas de marketing digital, siempre puedes asociarte con alguien que sí sepa.

25 ideas de trabajos desde casa 

A continuación, te ofrecemos algunas de las ideas más comunes y con las que te será más fácil trabajar en remoto en el mundo digital, ¿vamos con ellas?

1.- Trabajos manuales y artesanales

Este es uno de los trabajos remotos más fáciles de realizar, puedes crear productos DIY (‘Do It Yourself’) y venderlos a través de internet. Hacer el trabajo de forma manual te permite crear productos más originales o más logrados. Hay muchos tutoriales y cursos gratuitos en plataformas como Youtube, donde podrás empezar a dar tus primeros pasos en el mundo del trabajo remoto.

Pero, ¿qué podemos crear? Hay muchísimas ideas para realizar por ti mismo, entre las que te recomendamos:

  • Jabón
  • Bisutería
  • Relojes
  • Ropa
  • Cerveza artesanal
  • Cremas corporales
  • Tazas con frases chulas o irónicas

Está claro que cuanto mejor te salga el producto, mayor probabilidad habrá de que te compren, pero sin una buena estrategia de Marketing digital va a ser muy difícil que empieces a vender algo. Recalcamos que el Seo y el marketing digital son cruciales en el nacimiento y desarrollo de un negocio digital.

2.- Crear una línea de productos destinada a un objetivo concreto

Nos referimos a crear una línea de productos enfocada a un grupo de la sociedad determinado. Por ejemplo, vender una línea de comida saludable o de comida o nutrición para deportistas o veganos. Quizá te haga falta algo de espacio en casa para invertir en maquinara para producir alimentos o pasteles, dulces o lo que tengas pensado vender.

También puedes pensar en la creación de alimentos originales, como crema de cacao, vino azul o exportar alimentos típicos de otros países. Esto son solo ejemplos para que sigas buscando y des con la tecla, con ese producto o línea de productos que encajan con lo que estás buscando.

3.- Lanzar un E-Commerce

Lanzar nuestro propio e-commerce puede ser la opción más rentable, pero también en la que más dinero y tiempo hay que invertir. A pesar de que montar una tienda en internet puede parecer sencillo, es realmente complejo. Seguramente has visto algunos casos de éxito como Hawkers o Zalando y tu también quieres dar el salto al escenario digital. Y es normal, en un mundo que cada vez está más encaminado a la venta online, internet se plantea como una alternativa de futuro a la hora de montar nuestro negocio. Pero también hay que saber que es casi más complicado lanzar un negocio digital, que uno físico.

El principal motivo de que lanzar un negocio en línea (que sea rentable) sea más complejo, es que se necesitan unos medios y conocimientos técnicos específicos y amplios. Como por ejemplo Seo, programación o diseño web, entre otros. Por lo que si no estás muy al día en estos temas, es importante que contrates gente preparada para ello.

4.- Montar blogs

Ser blogger a día de hoy es un negocio muy rentable. Si te gusta el mundo de la moda, puedes crear una marca personal e ir construyendo una comunidad a su alrededor, para después poder monetizarla.

No obstante, el blog no tiene por qué ser de moda, puede hablar de prácticamente cualquier temática, aunque como decíamos en el punto anterior, es importante que aprendas un poco sobre SEO, para poder posicionar algunas palabras clave que sean rentables. Una vez tienes el blog en marcha, puedes poner publicidad de la plataforma de Google (que se conoce como Adsense) o anuncios de afiliados, es decir, tu recomiendas un producto y pones tu enlace de afiliado de Amazon y, cuando se produce una venta, tu te llevas una comisión que va desde el 3 al 10 por ciento.

5.- Profesor digital

Se puede ser profesor digital de muchas maneras, la primera es buscando que te contrate algún instituto o universidad a distancia. Y trabajar de este modo de forma remota. Y la segunda opción es crear tu propio curso y venderlo de forma online. Si decides crear tu propio curso, hay muchas formas de hacer que alcance visibilidad rápido. Como por ejemplo, subirlo a plataformas de cursos como Udemy.

Si eres experto en cualquier tema, esta opción será la más fácil, sobre todo al principio. También puedes crear tu propia plataforma de cursos y venderlos allí, pero necesitarás algunas nociones de marketing digital si quieres que tu negocio despegue.

6.- Dropshipping

Al contrario que en el caso del ecommerce, el dropshipping también implica tener un negocio digital pero sin las desventajas logísticas de un negocio. Es decir, el dropshipping consiste en vender desde tu propia página web, pero el envío se realiza desde el almacén del fabricante, y tú cobras una buena comisión por la venta, que puede estar entorno al 25 – 50% del precio del producto. Para montar un servicio de este tipo tendrás que hacer un prototipo de página web y presentársela a los posibles proveedores y fabricantes.

7.- Afiliación

Como decíamos en el apartado de blogs, los negocios de afiliación consisten en la venta de productos de terceros a cambio de una pequeña comisión. Los principales sistemas de afiliación son los de Amazon, Ebay o Aliexpress. Aunque muchas empresas (cada vez más) se están apuntando a la ola de la afiliación, como por ejemplo Booking.

Para montar un negocio de afiliación únicamente deberás buscar un nicho que tenga búsquedas, como por ejemplo, una página web de viajes e incluir los enlaces de afiliación de Booking, por ejemplo. En un negocio de afiliación se pueden emplear diversos sistemas de afiliación al mismo tiempo, para ganar dinero por diferentes vías y para probar qué sistema nos funciona mejor.

8.- Diseño gráfico

Si ya trabajas de diseñador o diseñadora te resultará mucho más fácil encontrar remoto porque hay muchas empresas que buscan perfiles de este tipo, para poder transformar mensajes en piezas gráficas y audiovisuales. Por lo tanto, si lo tuyo es dibujar y diseñar, el trabajo remoto está hecho para ti.

También puedes crear tu propia marca personal y diseñar viñetas y luego publicarlas en tazas, camisetas o pósters.

9.- Redactar

Uno de los trabajos más buscados en el mundo digital es el de redacción. El arte de escribir bien es una cualidad muy demandada en internet y se utiliza tanto para empresas y negocios, como para blogs y páginas web de todo tipo. Si te gusta escribir esta puede ser una opción ideal para poder trabajar de forma remota.

Además según vayas consiguiendo clientes y mejorando la calidad de tus textos, poco a poco podrás ir aumentando el precio de tu oferta.

Además, existen varias plataformas en internet donde se conecta a redactores con personas y negocios que buscan textos, lo cual puede ser una buena forma de empezar a ganar algo de dinero.

10.- Consultor

Si eres especialista en algún área o materia específica, como contabilidad o derecho, siempre puedes asesorar a otras personas en internet. Puedes, además de montar tu propia página web de servicios, asesorar mediante programas como Skype. Es un trabajo que se puede realizar desde cualquier parte del mundo, puesto que tan sólo necesitas un portátil y algunos programas como, por ejemplo, el Excel.

Además, si consigues crear una marca potente, puedes ganar más dinero que trabajando en una empresa con un buen cargo.

11.- Dar clases particulares

Las clases particulares son un trabajo que muy demandado que buscan que sus hijos mejoren el rendimiento en el colegio o instituto. Si eres profesor/a (o se te da muy bien alguna asignatura escolar) puedes dar clases particulares por internet. De hecho, con programas como Skype puedes realizar videollamadas con alumnos e ir explicando las asignaturas paso a paso sin ningún tipo de problema.

De hecho, hay gente de diferentes países que intercambia media hora de conversación, por ejemplo, media hora de conversación en español y otra media en inglés. Por este motivo, si eres profesor de inglés, puedes ofrecer conversaciones en inglés por skype a un precio determinado.

Como decimos, esto tan sólo son ideas para que encuentres inspiración y puedas comprobar que las oportunidades, realmente, son casi infinitas.

12.- Abrir un canal de youtube

Hacer rentable un canal de youtube es un proceso largo y en el que tienes que poner todo de tu parte para comenzar a generar suscriptores y visitas. Para monetizar (de forma decente) un canal de Youtube necesitas millones de visitas mensualmente, lo cual requiere de tiempo, constancia y mucha dedicación. Al contrario que montando un negocio digital o trabajando de forma remota, al abrir un canal de youtube necesitas que tus vídeos sean entretenidos y tengan una buena calidad de imagen y sonido. Aunque si no eres entretenido, da igual de lo que hables, que será muy complicado que comiences a tener visitas.

Lo más fácil es elegir un tema que te guste y hablar de ese tema en los vídeos (por ejemplo tecnología, videojuegos, deportes, política) y así atraer la atención de personas a las que les guste ver ese tipo de vídeos.

13.- Edición de vídeos

La edición de vídeos consiste en transformar un material de vídeo determinado y arreglarlo y prepararlo para que pueda ser visto y consumido, en plataformas como, por ejemplo Youtube. Hay una gran demanda de edición de vídeo, porque se han convertido en una de las principales formas de comunicación en internet.

Por lo tanto, si lo tuyo es la edición de vídeos, siempre puedes trabajar como freelance o como trabajador remoto para otras empresas.

Uno de los programas más utilizados para la edición de videos es Adobe Premiere.

14.- Coaching

Ser coach implica motivar y enseñar a personas a que mejoren, ya sea en el ámbito del desarrollo personal o en la faceta profesional. Es decir, el coach propone y determina a estrategias para perseguir unos objetivos preestablecidos y es capaz de transmitir conocimientos nuevos a sus alumnos o clientes que les llevan a conseguir sus objetivos. También ayuda a priorizar objetivos y a cambiar hábitos y comportamientos nocivos por otros hábitos potenciadores, encaminados a la consecución de los objetivos propuestos.

Para poder ser un gran coach, se necesita cierto aprendizaje y estudio, además de determinadas habilidades, como la paciencia o la productividad.

Si decides hacerte coach, siempre puedes crear tus propios cursos online o presenciales. Además, puedes empezar una parte de tu curso de forma gratuita en Youtube y otra parte de pago en tu página web.

15.- Community Manager

Un community manager es la persona encargada de gestionar las redes sociales de una empresa, sirviendo como puente de comunicación entre la propia marca y los clientes o consumidores.  Las redes sociales han crecido muy rápidamente durante estos últimos años, tanto es así que hay negocios digitales y ecommerce que se sustentan únicamente del tráfico que proviene de las redes sociales. Por este motivo, muchas empresas han invertido en este canal de comunicación y en profesionales y especialistas capaces de hacer que una marca gane reputación.

Por lo tanto, si estás pensando en ser un trabajo remoto, esta es una muy buena opción a tener en cuenta. Eso sí, deberás aprender sobre redes sociales y hacerte un experto en las mismas. Las principales son twitter, facebook e instagram.

16.- Programación y desarrollo web

En estos últimos años, internet ha tenido un impacto tan grande en nuestra sociedad que es difícil concebir un negocio que no tenga página web y redes sociales, por pequeña que sea ésta. Por eso hay una gran demanada de desarrollo web y programación, para que un experto se ocupe de crear su página web.

Es decir, los desarrolladores web han visto como han ido creciendo sus oportunidades y muchas empresas, tecnológicas o no están contratando de forma remota. Por lo que estudiar cursos de programación y convertirte en un experto puede ser una buena idea si quieres ganar dinero desde casa.

17.- Personalización de productos

Es muy fácil personalizar productos como camisetas, relojes, tazas o incluso zapatillas. Hay negocios como latostadora.com que son un buen ejemplo de como funciona este modelo de negocio. Es posible alquilar las impresoras o maquinaria necesaria para imprimir el diseño sobre los artículos. Creemos que lo mejor es alquilar al principio, porque comprar puede suponer una inversión muy grande y nunca sabemos si el negocio va a ir bien o no.

18.- Traducción

Si eres un experto en idiomas, tienes una oportunidad fantástica en internet. No sólo es necesario comprender un idioma, sino también saber contextualizar. Es decir, en el caso de que tengas que traducir una película o una serie en inglés, tienes que saber contextualizar los chistes locales o regionales, es decir, adaptar ese humor al idioma en cuestión, tarea que no siempre es fácil.

Uno de los idiomas que más demandan las empresas es el inglés, aunque si sabes alemán, francés, italiano, chino o japonés podrás cobrar más caros tus trabajos, porque a pesar de que hay menos demanda, también hay muchos menos traductores en esos idiomas.

19.- Fotografía

Otra de las posibilidades a la hora de ganar dinero sin tener que ir a una oficina, fábrica o lugar de trabajo común puede ser montar tu propio estudio fotográfico en casa, donde tendrás la posibilidad de prepararlo para sacar fotos a familias, embarazadas, bebés, pareja o fotos de boda.

20.- Retoque fotográfico

También puedes retocar fotografías de personas con programas como Adobe Photoshop, aunque deberás ser un experto. Hay tanto empresas como particulares que necesitan o quieren retocar sus fotografías y recurren a profesionales que lo hacen a través de internet. Por ejemplo, muchas personas que empiezan en Youtube necesitan diseños para las imágenes destacadas, conocidas como miniaturas.

21.- Experto en SEO y ASO

Las empresas (y también particulares) buscan cada vez más expertos en SEO (es decir, expertos en posicionamiento web en buscadores) y en ASO (posicionamiento de aplicaciones en las tiendas de aplicaciones) para tener una mayor visibilidad y un mayor tráfico, lo que al final repercutirá en un aumento de las ventas y del beneficio.

Ser o convertirte en experto Seo y Aso puede ser una muy buena alternativa para poder trabajar desde tu propia casa, aunque para ello necesitarás una inversión en tiempo, esfuerzo y dinero. Pero si te gusta todo lo relativo al marketing digital, puede ser una buena oportunidad.

22.- Cajas sorpresa

Hay un modelo de negocio que se está poniendo de moda últimamente, que consiste en la suscripción a cajas que pueden ser sorpresa en la que te envían mes a mes productos determinados, como por ejemplo 6 cervezas de diferentes partes del mundo, un kit de cosmética y maquillaje diferente cada mes, o el caso de lootcrate, que manda artículos que tienen que ver con los cómics, videojuegos y demás.

23.- Trader

Si lo tuyo tiene que ver más con el mundo de las finanzas, el trading puede ser una buena alternativa. Es una profesión compleja y que requiere cierto tipo de mentalidad y un aprendizaje muy técnico. Puedes dar tus primeros pasos en el aprendizaje del trading con libros como “Bolsa para Dummies” de Josef Ajram o “Leones contra gacelas”, de José Luís Cárpatos.

Además ultimamente hay muchas opciones, como las criptomonedas por ejemplo. Y muchas plataformas o exchangers como binance donde poder hacer trading con criptodivisas

24.- Asistente virtual

Uno de los trabajos remotos más frecuentes hoy en día es el de asistente virtual. Por ejemplo, muchas empresas relativas al mundo de las telecomunicaciones contratan asistentes virtuales para que sean capaces de gestionar la atención al cliente o la gestión posventa.

Lo más seguro es que recibas algún curso de formación básico por parte de la empresa, como por ejemplo cómo se han de responder las llamadas o cómo lidiar con las situaciones más tensas sin perjudicar la marca e intentando conservar al cliente. Casi siempre te pedirán como requisito antes de contratarte que tengas cierto manejo con la tecnología.

25.- Vender en marketplaces de segunda mano como ebay o wallapop

Este quizá es un poco más complejo, pero hay gente que se gana la vida comprando y vendiendo artículos en webs y apps de venta de artículos de segunda mano del estilo de ebay o wallapop e incluso se puede llegar a ganar mucho dinero. No hace falta que el artículo sea de segunda mano, puede ser nuevo.

Por ejemplo, puedes comprar artículos del hogar en grandes superficies donde sea realmente barato y luego tratar de venderlas en estas páginas un 5 o 10% más caro.

 

Y hasta aquí nuestro artículo sobre cómo trabajar desde casa. Esperamos que os haya gustado y, si os ha sido útil, nos haríais un gran favor si lo compartís en redes sociales 😀