Saltar al contenido
Aprenderonline

Oposiciones a Hacienda 2018: trabajo, sueldo, características y temario

¿Quieres enfocar tu carrera laboral hacia el Derecho tributario o el mundo contable? Pues entonces habéis llegado al lugar adecuado, dado que en este post hablaremos de las oposiciones a Hacienda 2018.

Aprobar estas oposiciones y pasar a formar parte del cuerpo de técnicos de Hacienda nos ofrecerá unas ventajas claras, como:

  • Estabilidad económica
  • Buen sueldo
  • Un trabajo dinámico

Aunque es una oposición casi tan difícil como las oposiciones a Juez, también es verdad que merece la pena tanto por el salario como por el perfil del puesto laboral.

Si queréis conseguir un trabajo que os ofrezca estabilidad económica y un buen salario, ¡seguid leyendo! 😉

Cómo es el trabajo en Hacienda

El trabajo diario en Hacienda consiste en realizar tareas como:

  • Revisión e investigación: es necesario revisar una gran diversidad de casos, así como proceder en diferentes investigaciones y revisar centenares de documentos en busca tanto de errores como de posibles delitos fiscales.
  • Asesoría: también es preciso asesorar a los organismos gubernamentales o agentes que así se lo soliciten (siempre y cuando lo hagan de forma oficial), en busca de delitos, infracciones o simplemente para corregir posibles errores.

Estos funcionarios se encargan de garantizar y proteger al Estado y salvaguardar el interés de los españoles.

Requisitos y pruebas para trabajar en Hacienda

Los requisitos para pasar a formar parte del cuerpo técnico de funcionarios de la Hacienda pública española son los siguientes:

  • Tener una carrera universitaria: para poder realizar estas oposiciones será necesario que seamos licenciados o graduados universitarios (lo idóneo es haber estudiado una carrera como Economía o Administración o Dirección de Empresas).
  • Pasar una serie de pruebas: también será necesario pasar una serie de pruebas que pasamos a detallar a continuación:

Prueba uno: Cuestionario

La primera prueba consiste en realizar un cuestionario tipo test que versa sobre las materias de Derecho Civil, Derecho Mercantil, Derecho Consitucional y Derecho Administrativo e, incluso, Economía. Esta prueba se compone de 24 preguntas que hay que contestar en un lapso de tiempo de dos horas y media.

También, para poder superar las oposiciones a Hacienda en 2018, habrás que superar una prueba de idioma que puede consistir tanto en inglés como en alemán o francés. El idioma en el que nos hagan la prueba lo podemos elegir.

Prueba dos: Supuestos prácticos

En la segunda prueba deberemos realizar cinco supuestos prácticos que tienen que ver sobre finanzas, contabilidad o matemáticas financieras.

Los supuestos prácticos suelen ser complejos y muchas personas caen en esta segunda prueba, por lo que conviene estudiárselos con mucho empeño para que no quedemos eliminados aquí.

Prueba tres: Cuestionario y exposición

En la tercera prueba para el acceso a este puesto, el opositor debe resolver un test de Derecho Tributario, pero también debe desarrollar un tema que tenga relación. Pero lo complejo es que deberán realizar una exposición en mitad de una sesión pública.

Por lo tanto, en este punto es importante preparar las oposiciones a Hacienda 2018 con cabeza y conocer el tema a exponer completamente de memoria.

Prueba cuatro: Curso

Una vez has superado las pruebas anteriores, estarás casi a punto de lograr tu objetivo. Pero todavía te falta realizar un curso que se da en el Instituto de Estudios Fiscales y que dura 4 meses.

Como se puede comprobar, hay una gran cantidad de pruebas y el nivel de estas oposiciones es alto, puesto que la materia es compleja y el nivel de los opositores es elevado. Aún así, es posible superar estas oposiciones con esfuerzo y dedicación, ¿estáis listos?

Habilidades para trabajar en Hacienda

Además de superar las oposiciones y pruebas y contar con los requisitos preestablecidos para entrar a uno de los puestos que se ofertan en Hacienda, se necesitan determinadas habilidades y una cierta actitud para poder desarrollar la actividad diaria de la mejor manera posible.

¿Quieres saber cuáles son estas habilidades? ¡Vamos a verlas!

Capacidad de análisis y decisión

Es importante que todos los funcionarios de hacienda tengan cierta capacidad analítica, pues van a manejar en su día a día decenas y cientos de documentos con cifras en los que van a tener que analizar datos y tomar decisiones en base a estos.

Por este motivo, si tienes decidido estudiar esta oposición es realmente importante que te veas capaz de encontrar detalles que no encajen entre una gran cantidad de cifras y papeles, o tendréis que encontrar datos que estén “camuflados” con el objetivo de que nadie se de cuenta de algún tipo de infracción o delito.

Para trabajar en Hacienda es importante contar con esta aptitud, dado que de otro modo sería imposible retener el fraude que se intenta cometer en nuestro país.

Capacidad de comprensión

Del mismo modo que en el punto anterior, en el que comentábamos qué era necesario tener la habilidad de ser capaz de analizar miles de datos y bucear entre cifras para conocer el problema, también es importante que sepáis comprender todo ese conjunto de datos, haciéndoos una visión global de lo que estáis manejando en ese momento.

Esto es importante porque es totalmente posible os encontréis contra más evasión de impuestos,corrupción, y demás delitos fiscales de empresas, organizaciones, personas particulares o autónomos.

En resumidas cuentas, es relativamente sencillo perderse o liarse ante este mar de cifras y números o investigar algo que parece un delito pero luego realmente no lo es.

Por todo ello será crucial en vuestra carrera en Hacienda el saber extraer una idea global de los asuntos y saber ver más allá de lo aparente.

Carácter

En muchas ocasiones os vais a cruzar con todo tipo de delincuentes y defraudadores que os van a intentar engañar presentando datos falsos, excusas, cifras que no se corresponden con la realidad y toda una serie de argumentos que tendrán el fin de engañar a la Hacienda Pública.

Incluso puede que en algunas ocasiones os intenten sobornar, embaucar y en el determinados casos amenazar. Pero como buenos funcionarios de Hacienda no podéis caer ante este tipo de tentaciones e intimidaciones y debéis seguir con el proceso, aunque éste se complique mucho.

En casos concretos, los juicios que se deriven gracias a vuestras decisiones durarán meses o años, por lo que es importante tener mucha paciencia y carácter.

Coraje

En algunos puestos como en la Guardia Civil, la vida se pone en riesgo en cada jornada laboral. Aunque si decidís orientar vuestra carrera laboral hacia el Departamento de Hacienda, vuestra vida estará a salvo. No obstante, sí se corre cierto riesgo, sobre todo a nivel político.

¿Por qué decimos esto?

Muy sencillo, en un trabajo como éste, veréis datos y papeles que relacionan a personas con mucha fama o poder, pudiendo darse el caso de trabajar con documentos que relacionen a autoridades con peligrosas tramas.

Es fundamental ser valiente y ser capaces de denunciar a alcaldes, ministros o empresarios si fuera necesario, ¿vosotros estarías dispuestos a hacerlo?

Paciencia

También es necesario ser muy paciente, en estas profesiones (como comentábamos) los juicios que se deriven de vuestras fantásticas actuaciones pueden prolongarse durante meses o años y habrá que tener paciencia para que la justicia nos acabe dando la razón.

Sueldo inspector de Hacienda

Los sueldos de los inspectores de Hacienda están sujetos a variaciones en función del tipo de puesto, así como de otras variables como por ejemplo la productividad. Aún así, y para que sirvan para que os podáis formar una idea, aquí os dejamos los salarios de los inspectores de Hacienda en función del puesto:

  • Inspector Jefe Hacienda: 83.800 euros al año
  • Inspector de Hacienda: 70.000 euros al año
  • Inspector adjunto: 50.000 euros al año
  • Técnico A de Hacienda: 45.000 euros al año
  • Técnico de Hacienda: 36.000 euros al año

Como podéis observar, las retribuciones salariales en Hacienda no están nada mal, aunque como decíamos, pueden variar mucho en función de diferentes parámetros.

Oposiciones a Hacienda 2018


Una vez hemos visto una introducción a las oposiciones a Hacienda, vamos a ver las plazas que han sido ofertadas para este año 2018, basándonos en las plazas que se convocaron el año pasado:

  • 50 plazas de turno libre y 50 plazas de promoción interna para el Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado (también conocido como CSIHE)
  • 270 plazas de turno libre y 200 plazas de promoción interna para el Cuerpo Técnico de Hacienda (también CTH)
  • 165 plazas de turno libre y 200 de promoción interna reservadas para los Agentes de la Hacienda Pública (AHP) que son una parte del Cuerpo General Administrativo de la Administración del Estado.

Con turno libre, hacemos referencia a todas las plazas a las que tendrán acceso de forma libre todos los aspirantes en las Oposiciones a Hacienda 2018, es decir, son las plazas ofertadas por el Estado a las que tendrán acceso todas las personas que superen dichas oposiciones.

Por otra parte, las plazas de promoción interna están reservadas para las personas que ya son funcionarias y que están dentro del departamento de Hacienda y a las que sólo se pueden presentar éstos.